Ermita Capilla de la Virgen de la Antigua, Orduña

Descripción

 

El monumento de la Virgen de la Antigua en la cumbre del Txarlazo no es una ermita convencional. En la base de la morera sobre la que se asienta la imagen, se encuentra una pequeña capilla que tan solo se utiliza con motivo de la celebración del día de Santiago. Una puerta metálica mantiene la entrada herméticamente cerrada e impide ver su interior en la actualidad.

La inauguración o bendición de la ermita-capilla de la Virgen de la Antigua tuvo lugar en octubre de 1946 (42 años después de levantado el monumento) con presencia de todas las autoridades civiles y eclesiásticas y numerosos feligreses y montañeros. Consta de un altar de mármol y una hornacina trasera en roca arenisca, que como nos dice Txetxu Lanbarri en el número 5 de la excelente revista AUNIA dirigida por Juanjo Hidalgo y Felix Mugurutza, aprovecha un escudo de la familia de los Olaso.

Aquí podéis descargar el PDF del artículo publicado.

La enorme  escultura es la representación de la Virgen sobre una morera que hace alusión a la leyenda de la aparición de la Virgen a un zagal que pastoreaba su rebaño, quizá en las proximidades del lugar donde actualmente se encuentra el santuario al pie del monte.

Por cierto el único resto de la antigua ermita sita donde hoy está el Santuario y que aún perdura es una puerta gótica, del siglo XIV, protegida bajo el pórtico renacentista de la hospedería aneja al santuario, que a mediados del siglo XVIII resultaba ya inutilizable por su avanzado estado de deterioro. Cuando en 1752 los mayordomos de la iglesia solicitaron autorización para arreglarla, se les propuso desde el Ayuntamiento que tendría más interés construir un templo completamente nuevo: un templo que fuese bien visible desde la ciudad y que dialogase con el casco urbano, orientando su fachada hacia el mismo. El proyecto inicial se encargó al arquitecto Juan Bautista, pero esto forma parte de la historia del Santuario y nosotros estábamos hablando de la ermita del Alto del Txarlazo.

Ficha de la Diputacion F0ral de Bizkaia Seccion Patrimonio historico.

La realización de la obra del Txarlazo fue inaugurada en el año 1904 en conmemoración del 50º aniversario de la Proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción de María.

En su construcción se contó con la aportación de la ciudad de Orduña y los alumnos del colegio de Jesuitas.

Todo el conjunto del monumento es de hormigón armado y se asienta sobre una base cuadrada y elevada con unas escalinatas superiores que en forma piramidal convergen en el cilindro central que representa el tronco del árbol.   En el lateral meridional se encuentra el habitáculo destinado a capilla y frente a esta una pequeña explanada parapetada con muros de mampostería que a través de unos escalones conforman la salida protegida por una pequeña verja. Curiosamente el mojón geodésico se encuentra sobre las escalinatas superiores, junto al tronco del árbol donde se halla la entrada al monumento.

A través de esta, se accede a una escalera de caracol por la que es posible ascender a la zona más alta de la imagen, encontrando a media altura una gran sala circular que tiene un pequeño balcón que permite ver y admirar, sobre los cortados de la sierra, todo el panorama que se abre sobre la ciudad de Orduña y el valle de Arrastaria, que quedan setecientos metros más abajo.  La imagen da cara al valle, como dicen en Orduña “como si pretendiera presidirlo, protegerlo y bendecirlo”.

Por último hay que señalar que la altura del monumento alcanza los 25 metros y que el tronco del árbol que sostiene el resto de la imagen tiene 10 de circunferencia. Hoy día todo está absolutamente cerrado no pudiendo acceder a su interior por lo deteriorado y peligroso que está.

Han sido varias las veces que el monumento ha sido retocado y rehabilitado, víctima de las inclemencias atmosféricas y del paso del tiempo. En la actualidad su estado es bastante deplorable y peligroso.

De hecho el Ayuntamiento de Orduña lleva varios años intentando buscar la forma de reformar y dar uso al monumento, pero ya hace más de 10 años se presupuestó en más de 2 millones de euros, cifra considerable si como todo el mundo admite la obra es un icono de Orduña y de todo Bizkaia

Pero en términos de estructura de patrimonio cultural es legítimo preguntarse si ésta, como otras obras emblemáticas de hormigón de su generación, no está concluyendo su ciclo vital. A todo esto añadamos que está asentado en suelo de Villalba de Losa, Burgos-Castilla y el monumento pertenece a Orduña.

El lío está formado y siendo realistas posiblemente estemos avocados a ver su caída, el hormigón tiene 116 años, está enfermo y nadie quiere asumir su restauración.

 

EL TXARLAZO

La cima del Txarlazo pertenece a la sierra de Gorobel o Sálvada, tiene carácter centenario y es una de las cumbres menores en altura de la prolongada sierra que en sentido SE-NW, viene desde el espectacular salto del Nerbioi, hasta el Pto de Angulo.   Sin embargo puede ser considerada como una de las cotas más populares y carismáticas de la zona; quizá por su ubicación, cercana a Orduña o por el monumento de la Virgen de la Antigua que se asienta sobre la misma. es además sin duda uno de los lugares más frecuentados por mendizales.

La toponimia es variada a la hora de nombrar a este monte, y a lo largo de la historia nos llegan numerosas denominaciones como Goldetxu, Gualdetxu, Peña Vieja, Virgen de la Antigua o Virgen de la Peña, además de Txarlazo, sin duda, la más conocida y utilizada en la actualidad.

La cumbre como tal se la reparten los municipios de Orduña (Bizkaia), Arrastaria, en la actualidad anexionada a Amurrio (Araba) y el burgalés pueblo de Villalba de Losa.

Rutas

Tres son los caminos más utilizados para llegar al Txarlazo.  Posiblemente el menos utilizado será el camino castellano, que desde el W. parte del núcleo de Llorengoz.

Otro, quizá el menos atractivo – por la mal utilizada pista – viene del S-E en las proximidades de Orduña mendatea, aunque siempre queda la alternativa de huir de la “zona rodada” a través de las crestas, pasando por las cotas de Labairu, Angoño o el collado del Fraile.

Y finalmente la clásica y no por eso menos interesante, que parte del Santuario de la Antigua – en las afueras de la ciudad de Orduña – internándose en un denso y tupido hayedo y que en repetidas curvas, va superando los desniveles que presenta la vertiente septentrional de la Sierra.  Alcanza la fuente de Goldetxu primero y el portillo del mismo nombre después, también conocido antiguamente como Paso España, debido posiblemente a su carácter mugalari.  Es sin duda este paso (890) donde se percibe la mano del hombre de antaño que se vio  en la necesidad de ampliar la calzada para facilitar el paso de las caballerías en el comercio entre la costa y la meseta castellana, esto se realizó hacia el año 1681, en sustitución del paso de San Bartolomé existente en los inicios del siglo XVI. Posteriormente entre los años 1764 y 1772, se abrió la ruta actual a través del Pto. de Orduña y estos parajes pasaron a un plano secundario. Se trata por tanto, remontándonos en el tiempo, de un punto geográfico e histórico importante.  A la salida del paso, a la Izda un camino balizado en terreno abierto, alcanza finalmente la cercana cima del Txarlazo en sus 938 mts.

Un Track por si os interesa de la ruta clásica

 

Norberto Martínez

Marcos García

Revista AUNIA, nº 5 de Juanjo Hidalgo y Felix Mugurutza

Fotos de Felix, Juanjo, Norberto, Mari Jose.

Ver Mapa