Santa Cruz de Bizkargi

Descripción

La cima del monte Bizkargi se localiza en la lomada que se forma al N-W. de Zugastieta y Gorozika y que se prolonga en la misma dirección hasta el alto de Morga o Aretxabalagana, como también se le conoce a este paso de carretera.

Se trata de una zona plagada de pino radiata (instsinis pinua) que coloniza alturas y laderas y a la vez limita las panorámicas que rodean estos parajes.  La cota del Bizkargi constituye la máxima altura del cordal donde se asienta la popular ermita de la Santa Cruz, Santakurtz dominado una amplia campa, escenario de numerosos actos de tipo festivo, religioso o revindicativos que se han ido sucediendo a lo largo de la historia, con protagonismo especial también a los combates que este entorno padeció en el transcurso de la Guerra Civil, entre los batallones vascos y republicanos frente a las tropas franquistas.

Ermita y pórtico de la  Santa Cruz del Bizkargi

 

A modo de curiosidad hay que señalar que el actual nombre de Bizkargi, o derivaciones del mismo como Biscargui o Biscarregui, y que Astarloa en su “Apología de la Lengua Bascongada” lo define como “Ciudad o lugar situado en la esquina de una loma”.

Rutas

Para llegar al Bizkargi son numerosas y variadas las alternativas que se nos presentan, se puede partir desde Gorozika, Arazotza, Aldana, Goikolexea o el Alto de Morga, entre otros puntos de partida.

Si deseamos hacerlo desde lugares con un cierto encanto o rango histórico, Goikolexea puede ser un punto ideal, en la conocida como “ruta juradera” con un protagonismo especial para su iglesia románica del siglo IX, dedicada a San Emeterio y San Celedonio, parada obligatoria de los Señores, para jurar el Fuero de Bizkaia camino de Gernika.  Desde este núcleo de población hay que alcanzar por una estrecha carretera local, los altos barrios de Erkinko primero y Barrenetxe después, donde se termina el asfalto, para seguir desde aquí por un evidente camino, señalizado al principio, que gana altura hasta desembocar en la pista principal procedente del Alto de Morga y que en dirección al Este alcanza la cumbre del Bizkargi, tras invertir entre una hora y cuarto y una hora y media de marcha.  En este último tramo se pasa cerca del nacimiento del río Butroi, que se inicia en la vertiente septentrional  de este cordal.

También merece la pena mencionar la modesta cota de Aretxabalagana, cercana al Alto de Morga, donde hasta hace unos años acogía a uno de los árboles simbólicos del Señorío, punto de parada de los séquitos de los reyes castellanos en el camino de Gernika y Bermeo.

Por último una propuesta como la de recorrer todo el cordal, partiendo del citado Alto de Morga, pasando por las cimas de Aretxabalagana, Bizkargi, Kurtze, Arbulu y Labako Atxa, para descender directamente a Gorozika.

La ermita; Santa Cruz

La ermita de la Santa Cruz (Santakrutz) asentada en la cumbre del monte Bizkargi es un edificio orientado en sentido E-W. de planta rectangular de 12 por 6 mts. aprox.

Muros de mampostería y esquinas de sillería.  Cubierta a dos aguas que en el lateral Sur se prolonga dando lugar a un pórtico semi-cerrado con cuatro amplios arcos, uno de ellos hacia la parte posterior del edificio (W.) lado, donde se eleva la espadaña de sillería, rematada con una cruz de piedra pero carente de campana.

El pórtico protege la entrada de arco de medio punto con puerta metálica con rejas que permiten ver su interior.  Tiene una sacristía situada en la prolongación del pórtico hacia el oriente con entrada por el interior del templo.  Posee cuatro ventanas (una en cada lateral) protegidas con barrotes o rejas y en el frontal oriental persiste adosado el veterano buzón de montaña del Ganguren de Galdakao.

Una placa adosada en el exterior del pórtico, contiene el siguiente texto:

Destruida en parte durante la defensa de Bizkaia en 1937. Conserva muros y portada renacentista de la 2ª mitad del XVI.  Reconstruida en 1942, fue dotada de espadaña, cubierta y pórtico nuevo.

En su interior alberga un Cristo Crucificado nuevo, también renacentista de carácter romanista, tallado en madera hacia 1580.

Perspectiva Nor-oriental

Parece  que la ermita de la Santa Cruz, es ya citada en el año 1376, en concreto en el privilegio de la fundación de la villa de Larrabetzu.

Existen datos dispersos que señalan diferentes obras en la ermita a través del tiempo.  En 1769 la anteiglesia de Etxano empleo 3.500 tejas en la reconstrucción.  En 1770 hubo una nueva reforma y en 1803 de nuevo hacen mención a 500 tejas utilizadas en restauración y algo parecido se recoge en 1809 con unos gastos que alcanzan 687 reales, con la inclusión de un pesebre.

Es en 1875 cuando aparece la fecha del 3 de Mayo para la celebración de las populares letanías.

Rezos utilizados según la costumbre en las rogativas que se desarrollaban subiendo a la ermita desde las poblaciones de  Gorozika, Morga, Etxano, Múxika y Larrabetzu, con representación tanto parroquial como civil. A través de los tiempos estas poblaciones han mantenido una especial sensibilidad hacia este lugar y su ermita y la historia nos relata como Etxano tuvo ciertos “privilegios” que se manifestaban en la situación preferencial en el templo, así como en las organización de las romerías correspondientes con el símbolo del chuzo clavado en tierra.

Más cercanos en el tiempo, en Mayo de 1937, en plena Guerra Civil la ermita quedó destruida y en los trabajos de desescombro en 1938, apareció el Cristo sin cabeza que se veneraba en la misma.

La ermita que conocemos en la actualidad se levantó en el año 1942 y su constructor fue Jesús Araceleta.

Hay que hacer mención especial a la popularidad de las romerías que se celebraban y se siguen celebrando en la actualidad, en  el mes de Mayo, en la amplia campa que se encuentra junto a la ermita.  Romerías que no han estado exentas de conflictividad en determinados momentos, como las que se daban antaño entre los jóvenes de los diferentes pueblos o las surgidas posteriormente durante la dictadura, con un marcado carácter reivindicativo.  Estos parajes fueron también testigos de la celebración de un Aberri Eguna (Día de la Patria) y los enfrentamientos en aquella época entre los participantes y las fuerzas del régimen franquista fueron habituales.

Monumento

Desde hace algún tiempo en un extremo de la campa cimera del Bizkargi se construyó una especie de monumento-recuerdo, consistente en 46 cilindros de diferentes y escalonadas alturas colocadas en círculo verticalmente en torno a un brote de roble y una placa anclada en la tierra con un texto de homenaje a los gudaris caídos en el 36 en este lugar.

     GU SORDU GINEN ENBOR BERETIK / SORTUKO DIRA BESTEAK / BURRUKA HORTAN IRANGO  DUTE /  ZUHAITZ ARDAXKA GAZTEAK / 36. EKO GUDARIEN OMENEZ

Para finalizar recordaremos una de las costumbres tradicionales entre los baserritarras de la comarca hasta no hace demasiado tiempo, que consistía en colocar cruces de laurel (ereinotz) en las heredades; este laurel había sido humedecido con anterioridad con agua bendita, procedente de la Misa de rogativas celebrada en la ermita el día de la festividad.

INTERIOR DE LA ERMITA DEL BIZKARGI

ES HISTÓRICO EL BIZKARGI MENDIA,

UN LUGAR PARA CELEBRACIONES,

REIVINDICACIONES Y ROMERÍAS,

ESCENARIO  DE  BATALLAS,

Y NUMEROSAS REPRESALIAS,

QUE HAN HECHO DE ESTA MONTAÑA,

UN ESCENARIO PARA LA HISTORIA,

PRESIDIDO POR UNA ERMITA,

MUCHAS VECES MALTRATADA,

Y OTRAS VARIAS DESTRUIDA,

HOY AL SANTO CRISTO VENERAN,

Y  EN  MAYO  LO  CELEBRAN,

CON MISA, MÚSICA Y ALGARABÍA.

Ver Mapa