En Bizkaia actualmente tenemos en torno a las 460 ermitas.

En Bizkaia actualmente tenemos en torno a las 460 ermitas.

El dato no es exacto.

Gurutzi Arregui Azpeitia, recientemente fallecida, etnógrafa y miembro del Instituto Labayru,  fue la que publicó la trilogía de las Ermitas de Bizkaia. Sin duda los textos de referencia para todo aquel que se interese por este tema.

Fue ella quien catalogó hacia 1987, cuando acabó el trabajo de campo, 444 ermitas en pie y curiosamente, también apuntó las desaparecidas, que en ese momento eran 333.

  En total  sumaban 777

Las ermitas desaparecen por varios motivos. El simple paso del tiempo y el desuso por su abandono hace que se vuelvan ruinas y finalmente caigan, por ejemplo las de monte o zonas alejadas pero sobretodo es la acción humana del desarrollo urbanístico, si así es, el cemento llegó a comerse por ejemplo 20 de las ermitas de Bilbao.

Hoy, como decimos, tendremos unas 460.

Lo que sí podemos contaros es que, actualmente por ejemplo hay once municipios, (que es el 10 por ciento de Bizkaia, somos 112 pueblos) que no tienen ninguna ermita, pero que sí las han tenido antaño.

Excepto Arakaldo y Lanestosa, que nunca la tuvieron (al menos que sepamos), los que no tienen ermitas porque han ido desapareciendo, son Trápagaran, Murueta, Sestao, Ermua, Lemoiz, Elantxobe, Maruri, Arantzazu y Apatamonasterio.

Lógicamente el número de ermitas de una población, tanto ayer como hoy,  está directamente relacionado con la extensión geográfica del pueblo  y con lo disperso que resulte el poblamiento en él.

Seguramente que lo que más curiosidad puede suscitar a quienes nos leen sería cuáles son los diez municipios de Bizkaia que más ermitas tienen.

Hay dos empatados, en primer puesto, con 20 ermitas cada uno, Elorrio y Amorebieta-Etxano. Si bien hay que resaltar que Elorrio tuvo 24 y entre Amorebieta y Etxano que fueron dos municipios alcanzaron la cifra de 37.

Después el tercero que más ermitas conserva es Zeanuri, con 17 y muchas de ellas con cofradía, en este sentido cabe señalar y remarcar la importancia de estas instituciones. Son las cofradías las que mantienen vivas las ermitas. No solamente en el culto que solo es el día del Santo patrón, sino también en las tradiciones y los usos y costumbres. Y en los arreglos y cuidados.

Debemos tener en cuenta que las ermitas son templos pequeñitos donde solo se oficia misa un día al año, excepto si hay alguna necesidad de hacer una boda o algo especialmente importante, que no está dentro de lo normal.

 Pues bien en este sentido señalar que Zeanuri, perdió únicamente una ermita. Esto nos indica la relación del pueblo con sus ermitas, en donde no ha habido mucha relación se pierden, donde ha habido relación con cofradías que demuestran  una querencia especial, ahí  se han conservado más.

Y en cuarto y quinto puesto tenemos a Abadiño con 15 y Dima con 14, le siguen Zeberio con 13, Markina y Orozko con 12, Karrantza con 11 y Mallabia y Mungia con 10

Es significativo por su especialidad el caso de Orduña, nuestra única ciudad de Bizkaia. Tenían en el casco histórico decenas de ermitas. Orduña siempre ha estado ligado con una efervescencia especial a la religiosidad cristiana. Dice Salva Velilla, que es un investigador e historiador, estudioso de Orduña que llegó a haber más de 40. Es algo espectacular en cada esquina de la ciudad de Orduña había una ermita, ¿verdad?

Si el ranking que hiciéramos fuera el de ermitas desaparecidas, el premio se lo lleva Bilbao con 20, seguido de Amorebieta-Etxano con 17, Orduña con 16, Bermeo con 14 y Karrantza con 13.

(Datos todos ellos obtenido de la trilogía de Gurutzi Arregi.ERMITAS DE BIZKAIA)

Una de nuestras ilusiones es llegar a conseguir un catálogo general de Ermitas de Bizkaia, donde puedas documentarte, acudir a ver y conocer una ermita, su ficha, fotos. Que resulte fácil saber cómo llegar a ella  y que de paso aprendas de su historia, sus leyendas, sus costumbres.

Todo eso, poco a poco lo vas a ir encontrando en https://www.bel.eus/

Como digo, somos una asociación sin ánimo de lucro, con la intención de poner cara a las ermitas. Que se vean más y mejor.

Como os imaginareis nos hace falta financiación para desarrollar todo este trabajo. Por tanto, si hay alguien que quiera ayudarnos, darnos algún óbolo, alguna aportación económica, pues estaríamos encantados de ir con la carretilla a recoger todo lo que tengan a bien donarnos.

Aunque seguramente sea más fácil darles nuestros datos bancarios y que hagan allí el ingreso que puedan.

En este sentido estamos con

 LA CAIXA     ES07 2100 4592 6502 0004 5700

Una reflexión, que vivimos muy rápido y a veces nos olvidamos del origen de las cosas.

En gran medida las ermitas son el origen del nacimiento de nuestros barrios y pueblos. En parte son las ermitas el origen del poblamiento bizkaino.

Cuando se comienzan a levantar y construir los caseríos hace 500 años, junto a ellos y si me apuras casi antes, se levantaban las ermitas. Se construye alrededor de ellas.

 Fue un momento en el que había mucho constructor-cantero  que venía de distintos lugares para trabajar. Los contrataban nuestros antepasados y los traían aquí para levantar una ermita de un pueblo, luego se iban a otro. Automáticamente se iban construyendo, levantando los caseríos cercanos a ermitas y ahí empieza a existir el poblamiento donde no estaban.

Nosotros creemos que es un tema muy bonito, muy interesante y que, en fin, debemos de darle un poco de luz, pues seguramente mucha gente nos lo agradecerá. Al menos eso dicen los comentarios que nos hacen llegar por las redes y de viva voz.

Texto; Iñaki García Uribe & Marcos García

Fotos; Juan Larreategi

Entrevista realizada por Aránzazu Mutiozabal Sanz , en la radio Onda Vasca, el domingo 17 de Mayo de 2020 durante la pandemia del Covid-19. Nuestro Presidente, Iñaki García Uribe nos habla de todo esto.